Probablemente no sean pocas las veces que te has hecho la pregunta sobre si es mejor cobrar 14 pagas al año o 12. Y es que el dilema de las 14 pagas contra las 12 pagas, está muy extendido y rodeado de mitos.

Cuando nos fijamos en una oferta de empleo siempre paramos atención al número de pagas que están ofertando. Si nos dieran a elegir, ¿qué sería mejor?

Antes de nada, pongámonos en contexto.

Quiero recordar que soy residente de Barcelona y por lo tanto el contexto del que hablaré se sitúa en el estado español.

Estas pagas tienen su origen en la postguerra. Debido a las bajadas de salarios sufridas en la época, se decidió compensar a los trabajadores. En diciembre del 1944 se realizó la primera paga extra, coincidiendo con la Navidad. A partir de este año, el Ministerio de Trabajo aprobó que esta paga se realizase anualmente.

La medida tuvo tanto éxito, que se decidió añadir otra paga extra el 18 de julio. Ambas pagas coinciden con fechas clave, el verano y la Navidad, en las que se dispara muchísimo el consumo.

Dichas pagas se mantienen hasta nuestros días.

Mucha gente se siente atraída por las 14 pagas porque la sienten en su bolsillo como una paga extra. Percepción errónea debido a que este dinero pertenece al trabajador durante todo el año. Es decir, no debería ser considerada “extra” sino como una paga que naturalmente coincide con otra en los meses de julio y diciembre. Hablando más claro, pero intentando no ser muy bruto, es dinero que te entregan, por el cual hacía meses que habías trabajado.

Este método hace un flaco favor a las personas que tienen dificultades para planear su ahorro, ya que la destinan a fines inmediatos como pueden ser las vacaciones de verano o al consumo en Navidad cayendo en ocasiones en gastos más elevados. De manera que no resulta muy didáctico a nivel financiero, porque el trabajador no retiene este dinero mucho tiempo en su posesión pensando en cómo gestionarlo, pero naturalmente, es mucho más cómodo, pues no tienes que romperte la cabeza pensando en no gastarte el dinero. Aunque si me estás leyendo, imagino que la vía cómoda no es lo que buscas, y te felicito por ello.

La empresa ejerce cierto rol paternalista, de manera que es ella misma la que retira una proporción del sueldo del empleado y finalmente, con carácter semestral, se la entrega al trabajador en un mismo pago. Repito, te entrega dinero, por el cual ya has trabajado y por lo tanto te pertenece, no es ningún pago extraordinario.

Pero bueno, dejémonos de historias y vayamos al grano.

¿A quién beneficia el reparto de las 14 pagas?

Evidentemente, si hablamos de números, beneficia a la empresa. Pues mientras guarda el dinero que te dará cada 6 meses, puede utilizarlo a conveniencia.
Supongamos que una empresa tiene 100.000 trabajadores, los cuales cobran 14 pagas al año. Por hacer los números redondos pongamos que todos cobran lo mismo, por ejemplo 28.000€ brutos al año, que según la calculadora de sueldo neto de expansion.com, debería rondar los 1500€ netos mensuales para contratos indefinidos y con 14 pagas.

Estos mismos trabajadores, con el mismo tipo de contrato pero cobrando 12 pagas al año, cobrarán cerca de los 1780€ netos al mes.
Vemos que supone una diferencia de 280€ al mes por cada uno de los trabajadores. Por lo que si lo multiplicamos por los 100.000 trabajadores de la empresa, tenemos que la empresa, dispone cada mes de 28.000.000€ (280€ x 100.000 trabajadores).

¿Qué puede hacer la empresa con este dinero?

Quizás te preguntes que para qué querría una empresa retener el dinero de sus empleados para dárselo cada 6 meses. Bien, pues veámoslo con un ejemplo práctico:

Retomemos el anterior cálculo en el que has visto que la empresa al mes podía guardarse los 28M€ al mes. Teniendo en cuenta que las pagas extra las realiza cada 6 meses, podría guardar los 28M€ al mes y ponerlos en cuentas remuneradas a un 2%, por ejemplo.
Si tenemos en cuenta que entre pago y pago pasan 6 meses, verás que la empresa en 6 meses, puede guardar 168M€ (28M€ x 6 meses).

Calculando el 2% de estos 168M€ obtenemos que la empresa genera 3,36M€ sin esfuerzo alguno y gracias al dinero que pertenece al empleado.

Es por eso que empresas con muchos trabajadores, suelen repartir los pagos en 14 mensualidades. Porque pueden obtener rentabilidad gracias a guardar una parte del salario mensual de los trabajadores y entregarlo en concepto de paga extra. Pero hay que recordar que estas pagas no tienen nada de «extra», ya que están incluídas dentro del salario bruto anual. Simplemente, cambia el reparto.

En caso de empresas con pocos trabajadores, aunque el porcentaje de rentabilidad sería el mismo, podría no salir tan a cuenta el beneficio a cambio de un control más complicado en la gestión de las pagas. De manera que con 12 pagas, aseguran que no hay variación mes a mes.

Por otra parte en ofertas de empleo en las que se establecen salario más bajos, muchas empresas suelen utilizar las 12 pagas para “maquillar” el sueldo y que parezca así un empleo más aceptable. Pero este es otro tema que trataré en otra de las entradas.

Lo que la empresa hace con tus 14 pagas

¿Por qué es mejor (financieramente) cobrar 12 pagas al año?

Quiero mostrarte por qué a nivel financiero es mejor que gestiones tus nóminas en 12 pagas al año en lugar de hacerlo en 14, pues lo mismo que hace tu empresa con tu dinero, podrías hacerlo tú y obtener un beneficio extra o simplemente, tener tu dinero disponible por si te surge cualquier imprevisto.

Me extenderé un poco con el siguiente ejemplo para que se entienda bien:

Supongamos esta vez que eres el empleado del ejemplo anterior y que tienes un sueldo de 28.000€ brutos al año y un contrato indefinido. Veamos la diferencia entre cobrar 12 y 14 pagas.

Esta vez para que el ejemplo se vea más claro, no voy a redondear los valores.

  • En caso de cobrar 12 pagas al año, cobras al mes 1788,50€ netos.
  • En caso de cobrar 14 pagas al año, cobras al mes 1511,83€ netos y cada julio y diciembre te pagan tu nómina de 1511,83€ y una paga «extra» de 1660€, es decir, 3171,83€.

Datos obtenidos una vez más de expansión.com.

En el siguiente gráfico te muestro el que sería tu sueldo mes a mes si cobraras 12 pagas y el que sería en 14 pagas.

Observarás rápidamente los meses en los que se cobra la paga «extra», que corresponden a los meses de julio y diciembre (en el gráfico, a las letras G y L).

A simple vista, debido a la diferencia que hay entre las barras de los meses de julio y diciembre, puede parecer que a lo largo del año estás cobrando más en caso de cobrar 14 veces, pero, nada más lejos de la realidad, pues cobras exactamente lo mismo, aunque más tarde, eso sí.

La diferencia de nómina mensual entre la modalidad de 12 y 14 pagas es de 276,67€ (1788,50€ – 1511,83€ = 276,67€), que es la cantidad que en el gráfico anterior hace que la barra de 12 pagas sea más larga.

¿Por qué digo que tardas más en cobrar en la modalidad de 14 pagas?

Porque si sumamos mes a mes los 276,67€ nos damos cuenta de que en junio ya tenemos el importe total de la paga extra de julio.

276,67€ x 6 = 1660€

Pero si nos vamos al penúltimo mes del año, se ve más claro, ya que en la modalidad de 12 pagas tendrías a lo largo del año 3043,37€ que son el resultado de multiplicar los 276,67€ por los 11 meses, mientras que en la modalidad de 14 pagas únicamente habrías cobrado los 1660€ de la paga «extra» de julio.

Lo verás más claro con el siguiente ejemplo:

Tal y como te decía, en el gráfico anterior se ve de forma muy visual, que cobrando 14 pagas al año tardas más en recibir tu dinero y poder hacer uso de él. Pues únicamente a final de diciembre, es cuando la cantidad cobrada a lo largo del año se iguala para los dos casos.

Imagina que por el motivo que sea, no tienes ahorros guardados para imprevistos y con tus gastos mensuales no te llega para poder ahorrar mes a mes y esperas siempre a cobrar la paga «extra». Bueno, si es el caso no te preocupes, para eso estamos aquí.
Si por ejemplo en marzo se te averiara el coche y tuvieras que llevarlo al taller, cobrando 14 pagas al año tendrías un problema, pues no tendrías manera de pagar la reparación (a no ser que te prestaran dinero o te endeudaras) y en caso de tener que esperar a cobrar la paga extra, aún te quedarían 4 meses por delante, mientras que cobrando 12 pagas, si te fijas en el gráfico anterior de «acumulación», puedes ver que en marzo (letra C), tendrías ya la cantidad 830€ que seguramente podría sacarte de más de un apuro.

Hay personas que aprovechan las pagas «extra» para ir de vacaciones. Pues aún así es mejor cobrar 12 pagas.

Si eres de los que van de vacaciones en agosto o septiembre (letras H e I) verás que tendrás más cantidad, pues si cobraste la paga «extra» en julio y la has guardado, tendrás únicamente 1660€, mientras que cobrando en 12 pagas, tendrás 2213€ en agosto y 2490€ en septiembre.

¡OJO! Con esto no te estoy diciendo que gastes más porque tendrías más. De hecho, haz lo que quieras. A lo que me refiero es que tendrías más cantidad, podrías ir de vacaciones con los 1660€ igualmente y guardar para imprevistos lo que sobre

¿Por qué algunas personas prefieren las 14 pagas?

Conozco a mucha gente que prefiere las 14 pagas por el hecho de tener un ingreso “extra” en verano y Navidad. Ingreso que pueden aprovechar para pagar las vacaciones, regalos navideños, etc. Alegan que así tienen dinero que de no venir “de golpe” se gastarían.

Esto se debe simplemente a una mala gestión del dinero. No hay más. Y perdona que sea tan duro. Podemos hablar de preferencias, de gustos, o de lo que sea, pero si el motivo es que prefieren 14 pagas porque de no ser así no dispondrían de dinero para ir de vacaciones o comprar regalos en Navidad, es porque el dinero no está bien gestionado.

Hace unos meses, hablando con un compañero del trabajo me comentaba que cuando lo contrataron le dieron a elegir entre cobrar 12 pagas o cobrar 14. Me comentó que en aquel momento tenía bastantes gastos y su salario no era muy elevado, por lo que escogió las 12 pagas.

Actualmente, me comentaba, su situación ha cambiado y tiene un mejor salario, así que le gustaría cambiar a 14 pagas, ya que según me comentó, le iría muy bien tener ese dinero extra para poder irse de vacaciones con la familia o comprar regalos de Navidad a sus hijos.

Me mostré confuso, al ver que quería hacer ese cambio, cuando realmente, en estos momentos estaba cobrando incluso antes, y por lo tanto, antes podría empezar a planificar vacaciones o comprar regalos.

Lo comentamos un poco y literalmente me dijo que él era incapaz de ahorrar, por eso prefería las 14 pagas ahora.

La verdad es que tampoco se lo discutí, no soy nadie para ir dando lecciones que no me han pedido por mucho que mi intención sea la de ayudar. En parte por eso existe esta web, para poder hacerlo desde aquí y si alguien quiere leerme, es totalmente libre de hacerlo por voluntad propia.

¿Puedo pedir a mi empresa el cambio a 12 pagas al año?

Veamos… La respuesta corta es que sí. La larga es que sí, pero que quizás no te hagan mucho caso.

No en todos los casos una empresa está dispuesta a realizar este cambio. La verdad es que hay de todo, desde empresas en las que es imposible, empresas en las que se puede hacer el cambio una vez al año, empresas en las que sólo se puede escoger el día en el que se firma el contrato, etc.

En cualquier caso, lo que puedes hacer es comentarlo con tu empresa, realizar la pregunta al departamento de recursos humanos, a la persona encargada de estos temas, o a tu jefe dependiendo del tipo de empresa.

Conclusión

Hasta aquí la entrada sobre el dilema de las 12 y 14 pagas anuales. Espero no haberte aburrido mucho, la intención es la de mostrarte qué te conviene más o que al menos, en caso de que puedas elegir y prefieras cobrar 14 pagas en lugar de 12, por el motivo que sea, lo hagas siendo consciente plenamente de la desventaja que esto supone. Si tienes cualquier duda sobre el tema, no dudes en dejarme un comentario.

A lo largo de este post has podido ver que sale mucho más rentable cobrar el salario en 12 pagas, puesto que cobras por el trabajo realizado sin que la empresa te retenga parte de tu sueldo para dártelo más tarde. Por otra parte, sí es cierto que si te es complicado ahorrar durante el año, puede parecerte mejor cobrar en 14 pagas y tener  ese «extra» en verano y Navidad, pero vaya, no seré yo quien te recomiendo tal cosa. Al fin y al cabo aquí estamos para aprender a gestionar nuestro dinero y lo que te propongo es que aprendas a guardar una parte cada mes y seas dueño de tu dinero desde el principio, pero bueno, poco a poco, para aprender cualquier cosa hace falta tiempo, y aprender a ahorrar no es una excepción. Si estás empezando en esto del ahorro y la inversión, te recomiendo el siguiente enlace, en el que te enseño a revisar tus gastos con google sheets.

Si te ha gustado esta entrada te animo a que la compartas en tus redes sociales o directamente a través del propio enlace con otras personas a las que creas que les puede parecer útil esta información.

¡Gracias por leerme!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This