Entre todos, mi método preferido para eliminar deudas es sin dudarlo el método «Bola de nieve«. Si bien es cierto que no es el método más eficiente financieramente hablando, sí que es el más motivador debido a lo que supone el hecho de conseguir pequeños logros. Estos pequeños logros repercuten de forma muy positiva en nuestra mente a modo de pequeños premios haciendo que no abandonemos el método y motivándonos a continuar eliminando deudas. Incluso en algunos casos, aportando dinero extra para eliminar antes la deuda.

Si crees que no te sobra el dinero a final de mes. Recuerda revisar tus gastos para ver en qué gastas el dinero y si puedes reducir alguno de esos gastos y así tener más dinero a final de mes.

El método «Bola de nieve» es uno de los más famosos a la hora de eliminar deuda. Se atribuye a Dave Ramsey, el cual lo menciona en su libro «Transformación total de su dinero«, que plantea una interesante solución a todos aquellos que sin quererlo, acaban sepultados en un mar de deudas. El problema es que una vez llegados a este punto, es muy difícil salir del pozo de la deuda y cada vez nos hundimos más. Además, y muy a tener en cuenta, es estrés y ansiedad que pueden llegar a darse al deber dinero a un tercero.

psicologia-factor-psicologico-deudas

Así pues, el método «Bola de nieve» se basa en la eliminación de todas las deudas que se tengan empezando primero por la que tenga menor cuantía pendiente de pago. Una vez liquidada la primera deuda, hay que ir a por la siguiente con la menor cuantía pendiente de pago, pero añadiendo a la cuota, el dinero que se pagaba anteriormente por la anterior deuda (ahora ya liquidada).

Esto genera un efecto bola de nieve que nos ayuda a ver desde otro punto de vista las deudas pendientes, ya que conforme se vayan liquidando las deudas, más dinero se dispondrá para enfrentarse a las de mayor tamaño.

Pasos a seguir para eliminar tus deudas con el método «Bola de nieve»

  1. Ordena todas tus deudas de menor a mayor según la cuantía que te quede por pagar.
  2. Paga el mínimo obligatorio de cada una de tus deudas cada mes.
  3. Céntrate en la deuda de menor tamaño y si es posible haz aportaciones extra únicamente a esa deuda.
  4. Repite hasta liquidar la deuda más pequeña.
  5. Una vez liquidada la deuda más pequeña, céntrate en la siguiente de menor cuantía.
  6. Para liquidar esta deuda, paga el mínimo mensual más todo el dinero que ya destinabas a liquidar la primera deuda.
  7. Una vez liquidada esta deuda, realiza el mismo procedimiento hasta liquidar todas tus deudas.

¿Por qué funciona tan bien?

Como te decía al principio, este método no es el más eficiente desde el punto de vista financiero, ya que lo ideal sería eliminar primero las deudas con los intereses más altos. Además habría que mirar que no te penalizaran por realizar amortizaciones parciales y en caso de existir dichas penalizaciones, revisar en qué orden sería mejor liquidar cada uno de los préstamos.

Con el método «Bola de nieve», puedes olvidarte de todos estos conceptos, ya que aún siendo menos óptimo, el hecho de ver cómo vas liquidando deudas poco a poco y que además cada vez puedes destinar más dinero a eliminar las siguientes deudas en las que estés enfocado hace que te mantengas tan motivado o más que el primer día.

El factor psicológico, y sobre todo cuando se trata de finanzas domésticas es muy importante. Otros métodos más óptimos de reducir deuda no son tan motivantes, y existe el riesgo de abandonar al no ver resultados a corto o medio plazo. 

 

Caso práctico

Estado inicial

Lo primero que se debe hacer es listar todos los préstamos que se tienen con el fin de tomar consciencia de toda la deuda.
En este ejemplo vemos 4 préstamos a pagar que representan el total de la deuda.

A modo de resumen vemos lo siguiente:
– El total de los préstamos suman 12.500€ a pagar.
– El importe mínimo a pagar es de 500€ mensuales entre todos los préstamos.
– En este ejemplo suponemos que no hay aportación extra para liquidar el primer préstamo (aunque de haberla, sería mucho más óptimo).

prestamos-desordenados-bola-de-nieve

Ordena tus deudas de menor a mayor importe pendiente

Se deben ordenar las deudas de menor a mayor importe pendiente de pago, ya que será el préstamo de menor cantidad pendiente el que se deberá liquidar primero.
En este ejemplo, vemos que el primer préstamo a pagar es el de la compra de una nevera, en el que quedan 500€ por pagar y mensualmente la cuota es de 100€.
Por el contrario, el último préstamo a pagar será el de la compra de un coche nuevo, en el que quedan pendientes de pago 8.000€ y mensualmente se pagan 150€.

prestamos-ordenados-bola-de-nieve

Pon el foco en liquidar la deuda de menor importe

En este punto nos centramos en la primera deuda de la lista, es decir, la de menor importe. Aunque no es imprescindible, sí es altamente recomendable realizar aportaciones extra al primer préstamo con el fin de liquidar la deuda cuanto antes. Esto no sólo nos hará libres antes sino que nos hará sentir mejor y nos quitará algo de estrés. Además veremos cómo nuestra primera deuda de la lista desaparece con mayor rapidez.

Evidentemente, hay que continuar pagando el resto de cuotas. Pero no impacientes, la «magia» llega ahora.

 

prestamos-ordenados-bola-de-nieve

Una vez liquidada la primera deuda, ve a por la siguiente, añadiendo el importe de la anterior al pago mensual

Ha pasado algo de tiempo y por fin tenemos nuestra primera deuda liquidada. El siguiente paso es ir a por la siguiente de la lista, pero ahora hay cambios respecto a la primera deuda que ya liquidamos.

En primer lugar, al haber liquidado la primera deuda, por la que pagabas 100€ al mes, ya no tienes que pagarlos, al menos de forma obligatoria, pero estos 100€ que antes pagabas, los utilizarás para hacer una aportación extra al siguiente préstamos a pagar. Con esto estás empezando a hacer crecer la bola de nieve.

El pago que deberás hacer ahora es «Pago mínimo de préstamos + Aportación extra de los pagos anteriores».
En este caso serían 50€ +100€ = 150€ a pagar en el siguiente préstamo. Esto quiere decir que mientras que antes pagabas por la avería del coche 50€, ahora estarás pagando 150€, lo que implica que pagarás mucho más rápido la deuda sobre este préstamos.

En la imagen siguiente se refleja la cuota mensual del primer préstamo (ya liquidado) como una aportación extra al siguiente, en el que estamos focalizados ahora.

 

prestamo-pequeno-liquidado-ok

Repite hasta eliminar todas las deudas

Ahora sólo queda ir repitiendo los pasos anteriores hasta liquidar el resto de préstamos.

En la imagen siguiente vemos cómo se ha pagado ya el segundo préstamo y vamos a por el tercero. En el que aportamos cada mes, la cuota mínima obligatoria más el importe correspondiente a todas las cuotas ya liquidadas anteriormente. Así que para el tercer préstamos de la lista, destinamos 150€ extra mensuales y pasamos de pagar 200€ a pagar 350€.

 

segundo-prestamo-liquidado-ok

Conclusiones

Esta estrategia para liquidar deudas es mi preferida por el factor psicológico que tiene en las personas. Sí es cierto que no es eficiente, pero al final, en estos casos es más importante no rendirse y continuar eliminando deudas que buscar la eficiencia, ya que la falta de «recompensas» o de ver que el método funciona, podría hacernos abandonar y esto es lo último que queremos.

Espero que te haya gustado esta entrada y que te resulte útil, ya sea para ponerla en práctica o para explicársela a alguien a quien creas que le iría bien. Si es así, puedes compartir esta entrada. En caso de dudas, siéntete libre de dejarme un comentario y responderé con la mayor brevedad posible.

¡Gracias por leer!

 

Inversor de Bolsillo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This