Entre los diferentes tipos de gastos, nos encontramos con los llamados «Gastos esenciales o primarios». Como su nombre indica estos son los más importantes, ya que són los que, por decirlo de alguna manera, vamos a tener que pagar sólo por el hecho de vivir. Por poner un ejemplo muy rápido. No puedes vivir sin alimentarte, al menos no mucho tiempo.

Otra cosa importante sobre estos gastos es que generalmente no pueden reducirse sin verse afectada la calidad de vida. Volviendo al ejemplo anterior. Puedes reducir el gasto en alimentación, pero no tardarás en enfermar si tu alimentación no es la adecuada.

Aunque estos gastos sean inevevitables y difícilmente reducibles, es importante saber qué impacto tienen en nuestro sueldo. Una buena manera es mediante las hojas de cálculo de Google Sheets, aquí te explico cómo.

 

¿Qué son los gastos esenciales o primarios?

Los gastos esenciales o primarios son aquellos que deben pagarse siempre y no pueden aplazarse. Son gastos recurrentes y no pueden ser evitados.

En esta categoría entran los gastos asociados al trabajo, o gastos domésticos como la hipoteca / alquiler, los suministros o los gastos en alimentación. Es decir, estamos hablando de gastos imprescindibles y presentes de forma periódica, que de no ser pagados, nos complicarían mucho la vida.

gastos-primarios-esenciales

Características

  • Necesarios
    • No pueden evitarse.
  • Periódicos
    • Deben pagarse de forma periódica, no se pagan una vez únicamente.
  • Son prioritarios
    • Deben pagarse primero que el resto de gastos.
  • Sin estos gastos no sería posible «vivir»
    • Para vivir se necesita un hogar, alimentos, suministros. Sin esto, no se puede vivir con dignidad.

Ejemplos

Hipoteca / Alquiler

La hipoteca o el alquiler es uno de los gastos más importantes que solemos tener ya que se debe pagar cada mes, difícilmente se puede reducir (salvo amortizaciones de hipoteca) y suele suponer un alto porcentaje de nuestra nómina. El impago de este gasto supondría quedarnos sin hogar.

Alimentación

Los gastos en alimentación son inevitables. Necesitamos comer cada día. Se puede reducir el gasto en alimentación, pero hasta cierto punto y de forma limitada, pues hay unos mínimos nutricionales que cumplir para no enfermar o caer en la desnutrición. El impago de este gasto supondría literalmente la muerte.

Suministros (agua, luz, gas)

Los suministros son necesarios para vivir con dignidad. Es posible la reducción del gasto, pero también es limitada. No pagar este tipo de gastos implicaría el corte de los suministros.

Gastos asociados al trabajo

En este caso, los gastos asociados al trabajo como el transporte, la ropa o material de trabajo no es en sí mismo un gasto primario o esencial. Lo que lo hace esencial es la necesidad de trabajar para poder incurrir en el resto de gastos. Estos gastos son los que implica el hecho de tener un trabajo, ya sea transportarse a otra ciudad, comprar herramientas, o enchufar tu PC a la red eléctrica o utilizar Internet. No gastar en esta categoría implicaría no poder trabajar y por lo tanto la pérdida de ingresos para hacer frente al resto de gastos primarios o esenciales.

Inversor de Bolsillo

www.inversordebolsillo.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This