Empecemos por el principio, en todo viaje largo (y créeme que éste, lo es), lo más importante es el punto de partida. Los motivos para emprender el viaje. La guía que te marca los objetivos. Y la explicación de cómo alcanzarlos. Estamos en el mismo barco. ¡Vamos a por ello!

Muchas veces habréis soñado con lo bien que estaríais sin trabajar, dedicándoos a vuestros hobbies, a vuestra familia o simplemente a no hacer nada. No os preocupéis, no estáis solos en este delirio, la verdad es que esos sueños son preciosos, y yo también los tengo de tanto en tanto (o bueno… mucho, siempre, no puedo parar). No os descubriré América si os digo que esto ya está pensado y que incluso tiene nombre: INDEPENDENCIA FINANCIERA.

Juntos, de la mano, iremos resolviendo los entuertos de este idilio financiero. Vayamos paso a paso porque nos espera una buena hostia al topar contra la cruda realidad… Veremos que por muy bonito que pueda parecer todo esto, somos esclavos inevitables (o eso creemos, para eso estamos aquí) de nuestros trabajos. ¿Y esto por qué? Pues porque cualquier interacción que hagamos con nuestro entorno requiere de DINERO. He aquí un caso práctico para que os ilustréis:

  • Nos aficionamos al running y necesitamos zapatillas – DINERO
  • Somos ciclistas y queremos una bicicleta – DINERO
  • Queremos ser padres/madres – DINERO
  • Queremos viajar a un país exótico – DINERO
  • Vivienda, comida, transporte – DINERO

Para TODO necesitamos dinero. Por este motivo no nos podemos permitir dejar de trabajar, independientemente de si es por cuenta propia o ajena, de si se gana mucho o poco dinero. Al final es un hecho que sólo por vivir, tenemos implícitos ciertos gastos. Necesitamos comer, beber, un techo, ropa, etc… Y nada de esto es gratis. A estos gastos los llamaremos, gastos vitales. Que son los gastos mínimos necesarios para poder vivir y son diferentes para cada persona.

Es por todo lo anterior que necesitamos ganar dinero. ¿Cómo?, trabajando.

Este soy yo un día cualquiera, libremente yendo a trabajar con la misma ilusión que el primer día

El principal problema de trabajar no es que nos guste más o nos guste menos. Es que nos ocupa mucho tiempo en nuestro día a día de forma general y al final es lo único que acabamos haciendo. Tiempo que podríamos dedicar a otras tareas que nos generan más felicidad. Imagina una jornada laboral de 8 horas, en la que el trayecto te ocupa 30 minutos de ida y otros 30 minutos de vuelta, el tiempo que implica vestirse para ir al trabajo, el tiempo que se pierde comiendo si el trabajo es de jornada partida (por que no, no es lo mismo vestirse para salir en bicicleta que para ir a trabajar, ni es lo mismo comer en casa un sábado previo vermut, que comer en el trabajo). Dicho esto, queda claro que dedicamos muchas horas del día al trabajo.

Os voy a explicar algo. Para vivir sin trabajar solo hace falta una cosa y en la teoría es muy sencilla de conseguir pero claro, llevarlo a la práctica es realmente jodido. ¿De qué se trata entonces?

No trabajes por dinero, haz que el dinero trabaje para ti.

Sólo necesitamos obtener una renta pasiva que sea más alta que nuestros gastos vitales. Pero.. No os agobiéis, vayamos paso a paso.

¿Qué es una renta pasiva?

Una renta pasiva es un ingreso que recibes de forma periódica y que no implica trabajo para generarla. Es decir, se genera sin necesidad de fichar cada día a las 8 de la mañana en una empresa y aguantar a un jefe. No obstante, hay que tener en cuenta que puede necesitarse un «esfuerzo» inicial o una inversión al principio. ¿A qué me refiero?

Ejemplos de rentas pasivas que requieren un trabajo inicial serían:

  • Escribir un libro y venderlo online
  • Crear aplicaciones y obtener beneficios por publicidad
  • Montar una tienda online

Ejemplos de rentas pasivas que requieren una inversión inicial:

  • Comprar una vivienda y alquilarla
  • Ser propietario de una franquicia (delegando el trabajo)
  • Comprar acciones de empresas que repartan dividendos.
Lo-importante-Punto-de-partida
Mis expectativas para el futuro (aunque seguramente ya estaré peinando canas)

Os voy a explicar los pasos a seguir para llegar a la independencia financiera. Que son a la vez, los pasos que he aplicado y aplico aún. Decir también que esta «hoja de ruta» es para alcanzar la Independencia Financiera, pero tampoco pasa nada si no la alcanzamos, ya que al menos, habremos logrado un buen complemento a nuestra pensión, si es que aún existe…

Los pasos a seguir son los siguientes y en este orden:

  1. Revisión de gastos – Saber en qué nos gastamos el dinero
  2. Reducción de gastos – Eliminar y reducir gastos innecesarios
  3. Eliminar deudas – Acabar con deudas con altos tipos de interés
  4. Ahorro / Crear colchón de seguridad – Necesitamos ahorrar para invertir
  5. Invertir a largo plazo – Invertir a largo plazo es la forma más segura de invertir
  6. Reinvertir rentas – Al reinvertir las rentas nos beneficiaremos del poder del interés compuesto

Como he dicho un poco más arriba, en este blog me centraré en los pasos a seguir para alcanzar la INDEPENDENCIA FINANCIERA, pero si por ejemplo nos quedamos en el segundo punto, «Reducción de gastos», evidentemente no conseguiremos más libertad financiera, pero al menos habremos logrado mejorar nuestras finanzas personales. O si por ejemplo llegamos al punto 5, en el que invertimos a largo plazo nuestros ahorros, pero no reinvertimos las rentas, no estaremos acelerando el crecimiento de nuestras inversiones gracias al poder del interés compuesto, pero seguiría siendo mejor que quedarnos en el punto 4 en el que sólo se ahorra y no se invierte. Lo ideal sería pasar por todos estos puntos, en los que el siguiente siempre supone mejoras respecto a los anteriores, pero sólo por realizar el punto 1 de la lista, ya supone una mejora respecto a la mayoría de población.

Our Blog

Suspendisse rutrum nibh urna, nec sodales enim sollicitudin sed. Vivamus malesuada libero quis quam faucibus ac condimentum.

Mi cartera actualizada – Mayo 2021

  ¡Aquí te muestro Mi cartera actualizada - Mayo 2021! Cartera a largo plazo buscando rentas por dividendos crecientes. Actualmente 100% renta variable. También puedes ver mi cartera en el siguiente enlace: Mi cartera. La intención es que contenga gráficos...

El dilema de las 14 pagas contra las 12 pagas

El dilema de las 14 pagas contra las 12 pagas

Probablemente no sean pocas las veces que te has hecho la pregunta sobre si es mejor cobrar 14 pagas al año o 12. Y es que el dilema de las 14 pagas contra las 12 pagas, está muy extendido y rodeado de mitos. Cuando nos fijamos en una oferta de empleo siempre paramos...

Mi cartera actualizada – Enero 2021

  ¡Aquí te muestro Mi cartera actualizada - Enero 2021! Cartera a largo plazo buscando rentas por dividendos crecientes. Actualmente 100% renta variable. También puedes ver mi cartera en el siguiente enlace: Mi cartera.También tengo fondos de inversión, pero por...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This